Seguidores

miércoles, 29 de enero de 2014

Querido Diario...








Así empecé muchas veces ese pequeño libro que guardaba mis primeros secretos de niña-mujer.  ¡Que maravilloso recuerdo!
  

No se como fue que me llegó el primer Diario de Vida.  Tal vez me lo regaló alguna tía o alguna prima mayor.  Pero se que tenía como 10 años y el hecho es que lo llevé rigurosamente, escribiendo en él cada día.  Y cuando pasaba el tiempo, era muy entretenido leer lo que había escrito meses atrás. 

La verdad, hasta el día de hoy es algo que me gusta; escribir las cosas que me pasan, algunas reflexiones, hasta algún "poema" que sale de mi cabeza, que de poeta no tiene nada, pero hay momentos en los que por alguna extraña razón me siento inspirada.

Aún hoy hago el intento de llevar un "diario de vida", aunque debo reconocer que lo tomo muy de vez en cuando; tanto así que en ocasiones ha pasado casi un año desde la última vez que lo escribí.  Pero como soy perseverante, sigo escribiendo... a pesar de lo distante de los escritos, me resulta igualmente interesante y entretenido echarle un vistazo al pasado.